Thursday, November 17, 2005

El.Arbol.Pacifico.de:Azul.

"Eramos muchos. Quizás mas de los que uno pueda a llegar contar o ver en su vida. Pero bien dice el dicho de aquel tema del rock sesentero "Todo concluye al fin, nada puede escapar.." y quizás ese fue el error...intentar escapar.
Eramos muchos. Todos corriamos felices en las noches, cuando nadie mas que la luna recorria las calles de Azul.La gente en las ciudades de la provincia se va a dormir bien temprano y solo nosotros solitarios terminamos dando vueltas.
¿Cual era nuestro objetivo? Nunca lo supe con exactitud, es decir, solamente nos moviamos según lo que sentiamos en la noche siguiendo nuestro instinto y conociendo sabiamente lo que cada uno podia hacer y lo que se nos estaba terminante mente prohibido >> hablar con los seres humanos de quienes nosotros decendemos.
Pero obivamente, llegó el dia que uno de nosotros quebrò las reglas y decidiò atreverse a lo imprecedible ; dejar la noche atras solamente para descansar ya aprovechar las luces del dia para cambiar su lugar. Asi fue que el primero de nosotros en hablar con un vecino de esta ciudad fue un Nogal. Esto generó que entre los habitantes de la ciudad empezara a circular el rumor de nuestra existencia y en consecuencia, muchos de ellos empezaron a vivir las noches.
De a poco, muchos de nosotros fuimos marcados en algun sector de nuestra corteza, donde aun sangramos, y de esta manera ellos nos podian identificar facilmente a pesar de que nos movieramos. Las marcas señalizaron y por miedo a ser descubiertos intentamos resguardarnos, quedanonos en nuestro lugar durante muchas semanas hasta que llego el tiempo de primavera...
......desde esa epoca ya no quiero recordar mas nada, se que el tren empezò a llegar a la ciudad, que con el llegaron muchas personas de lo que llaman "capital" y cada vez eramos menos los que decidiamos quedarnos y otros mas los que decidian luchar contra las personas (asustarlas, atocigarlas, azotarlas) para que dejaran la ciudad.
Esta lucha interminable hizo que no quedara nadie mas en la ciudad....salvo un humilde empleado de ferrocarriles, desde aquel dia se encuentra sentado en su silla de paja, con una vela que lo ilumina por las noches y una lapicera de tinta firme.. quien espera pacifico por la ventana a que alguien mas vuelva aqui y yo...vivo para admirarlo, abrazarlo, protegerlo y admirarlo...
Desde aquel dia de finales del ultimo invierno azuleño, él es mi unica compañia y yo, soy su unica insipiración."

5 Comments:

Blogger Tonks said...

Pero qué lindo!! casi me atrevería a decir que es tu mejor cuento :). Me gusta que hayas cuidado la redacción...y me fascinan los árboles y cualquier especie de "leyenda" que se haya tejido a su alrededor. Deberías escribir más cuentos asi (=

10:34 AM  
Blogger AZUL said...

Un cuento precioso...lleno de metáforas y nostalgia.

Un buen fin de semana para ti!
Bikos.

5:09 PM  
Blogger AZUL said...

aY...La dire de mi blog...

http://blogs.ya.com/ventana-azul

5:09 PM  
Blogger Romina W said...

inspiration.. look see :)

12:06 PM  
Anonymous Anonymous said...

Excellent, love it! » » »

10:24 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home